Testimonio: Enfermedad de Graves-Basedow

la-liberacion-sexual-de-la-mujer-madura-un-testimonio-en-primera-persona

Escuchamos voces que demonizan las terapias alternativas, mayoritariamente fuentes financiadas por la industria farmacéutica, que no quiere perder ninguna porción de su pastel y a la que interesa mucho que existan enfermedades crónicas que garanticen un consumo de por vida de medicamentos. Y que conste que opino que la medicina es maravillosa para muchas cosas, pero pocos médicos tienen ese espíritu de buscar mas allá del síntoma y el medicamento, aunque afortunadamente haberlos haylos. Yo tengo el privilegio de conocer a algunos que me derivan personas para que paralelamente a sus tratamientos se trabajen emocionalmente, pues han podido comprobar cómo, cuando atendemos a una persona en todas sus áreas de expresión, cuerpo, mente, emoción y espíritu muchas enfermedades consideradas incurables desaparecen para siempre.

Así que he decidido empezar a compartir algunos testimonios de estas personas, porque creo pueden ayudar y animar a otras a que prueben nuevas vías de abordar sus síntomas y además porque ya está bien de desprestigiar a los que nos dedicamos a abordar los conflictos humanos desde otras perspectivas.

Gemma Pitarch.

ENFERMEDAD DE GRAVES-BASEDOW

Después de muchas alteraciones físicas como engordar o adelgazar muchísimo en breves espacios de tiempo sin motivo aparente. De mal estar y mareos que iban en aumento me diagnosticaron primero hipertiroidismo, después hipotiroidismo y finalmente la enfermedad de Graves-Basedow.

Los mareos aumentaron hasta perder la movilidad ya que los desmayos eran cada vez más frecuentes y de pesada recuperación.

Cinco años y medio medicada con fuertes hipnosedantes para frenar las taquicardias además de un buen repertorio de medicamentos que intentaban adormecer los síntomas que no paraban de avanzar y sorprender con nuevas molestias y limitaciones.

Había oído algunos años antes hablar de la Bioneuroemoción y la Biodescodificación sin lograr entender muy bien en que consistían, lo cual me dificultaba el poder confiar.

Hasta que un día me decidí a probar, la medicina tradicional me había dejado claro que solución definitiva no había y ya era demasiado tiempo limitada.

Acudí a dos sesiones en las que Gemma Pitarch analizó mi árbol genealógico y las enfermedades que habían existido en él. Tras este análisis y una hipnosis en la que en todo momento me daba cuenta de lo que pasaba en ella, pude ser consciente de los motivos que me producían varios bloqueos y sobretodo la enfermedad.

Después de cinco años y medio con análisis poco favorables antes de acabar la cuarentena posterior a la Biodescodificación empezaron a normalizarse los resultados hasta darme definitivamente el alta.

Mi testimonio sería que acudí a la consulta por buscar una ayuda desesperada a algo que me habían asegurado que no tenía solución. Y la tuvo, y me cambió la vida, no sólo por dejar atrás la enfermedad sinó para poder ser un poco más consciente de los motivos que nos enferman y de saber trascenderlos.

Gracias Gemma Pitarch por haberme acompañado en varios procesos de mi vida y por haberme aportado tanto de una forma tan profesional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: