Sentir el miedo.

Todos los seres humanos sentimos miedo constantemente. El miedo siempre está detrás de todas las emociones que somos capaces de sentir, pues en realidad solo existen dos emociones básicas, el miedo y el amor.

Los maestros dicen que el amor, solo se puede experimentar ante una ausencia total de miedo.

Es por eso que al humano le cuesta tanto experimentar el amor incondicional.

Nos pasamos la vida buscando sentir ese amor que nos han contado los grandes maestros que se puede sentir y que te fusiona con la totalidad de lo que somos, pero equivocamos la búsqueda. Creemos que ese amor hay que buscarlo persiguiendo las emociones de bienestar, la luz, la conexión con el sol, la tierra, las estrellas y un montón de cosas más, mientras para ello le damos la espalda a nuestro miedo, sin querer darnos cuenta que, no verlo o no mirarlo, no significa no tenerlo.

¿Verdad que no limpias tu casa solo sacando brillo a los objetos? Buscas la suciedad y la limpias antes ¿no?, y cuando has terminado de limpiar, se empieza a ensuciar de nuevo pues es un ciclo.

¿Te imaginas una liga de personas en contra de que exista polvo en el mundo?¡¡ Vamos a luchar contra el polvo para erradicarlo del planeta !! ¿Absurdo verdad?.O como no me gusta el polvo, no voy a mirarlo más, me dedicaré a pulir la plata que brilla un montón y a mirarla todo el día, hace unos brillos preciosos cuando el sol incide sobre ella…..¡¡ achisss¡¡ que bonita la plata …..

Hay una clase de miedo arcaico que nos ha permitido evolucionar como especie, el miedo a lo desconocido. Este miedo nos ha capacitado para evitar potenciales peligros e ir con cautela en entornos hostiles. Hoy en día nuestro cerebro evolucionado aporta infinidad de matices a este miedo heredado de nuestros ancestros animales.

Lo vemos reflejado en el rechazo a cualquier cosa que no conocemos, una idea distinta a la nuestra, otra cultura, otra religión, otra raza, …… , pero también en muchos otros aspectos, de modo que todo lo que llamamos “emociones ” esconden un miedo.

Los celos = miedo a perder, la ira = miedo a no tener razón, la envidia = miedo a no ser lo suficientemente bueno o a no tener lo suficiente, la impotencia = miedo a no ser capaz de… Hasta cuando nos enamoramos hay miedo, en-amor-a-miento = Encuentro a alguien que me gusta pero no puedo mostrarme como soy pues tengo miedo a que me rechace. Miedo y más miedo disfrazado.

Entonces si el miedo forma parte de todos los aspectos de ti como Humano, mientras estés en este planeta dentro de un cuerpo físico, deja de huir de el, deja de negarlo, acepta que es parte de ti, tienes brazos, piernas, ojos, piel….. y miedo.

Si el amor incondicional solo se da en ausencia total de miedo, en esta experiencia humana va a ser francamente difícil sentirlo… a no ser que, en un arranque de autentica coherencia y empatia hacia esa parte de ti que sufre, te dejes sentir ese miedo, de igual forma que te dejas sentir el placer. Y tal vez así integrando y experimentando tu miedo, puedas sentir el infinito AMOR hacia ti mismo que hay implícito en ese acto.

Gemma Pitarch

La belleza del movimiento impredecible de la vida.

 

La belleza del movimiento impredecible de la vida ….

Maravilloso observar imágenes de la Tierra rotando desde el espacio, hipnótico observar un volcán en erupción …. olas rompiendo embravecidas contra la costa……. Que hermoso observar todo eso cómodamente sentado desde mi sofá, sintiéndome ajeno a ese movimiento.

Si, todo se mueve pero yo ¡Dios mio que me quede como estoy!.
Pues claro, me han enseñado desde que nací a esforzarme para conseguir algo que me dé seguridad y estabilidad y luego a defenderlo con uñas y dientes para que permanezca como a mi me gusta y el tiempo que yo quiera.

Disculpa que me ria pero, ¡que gran generador de sufrimiento!.
Vives en un planeta, en una galaxia, en un universo en constante movimiento ¿y pretendes que tu vida no cambie?.
Cuando vives resistiéndote al movimiento y al cambio e intentando que todo permanezca como tu quieres, toda tu energía vital y tu tiempo se te van en ese empeño, agotas tu cuerpo y tu mente para nada.

La estabilidad y la seguridad vistas como estados en los que todo permanece siempre igual, son fantasías de tu mente consciente.
La mente no puede percibir la maravillosa armonía que existe en el universo, tan solo imaginarla con limitados recursos.
Lo que sí puede entender es un ejemplo sencillo:
Este universo se mueve, se transforma y evoluciona constantemente igual que tu, quieras o no ya que formas parte de él.

Puedes intentar en vano resistirte al empuje de la ola o fluir con ella, surfear tu vida, acompasarte con su movimiento marca la diferencia de como llegas a la orilla.
Pues a la orilla todos llegamos……. unos riendo y otros sufriendo.

Gemma Pitarch

Amarás al otro… ¿como a ti mismo?

 

Todas las situaciones en la vida nos ofrecen una oportunidad de auto-conocimiento, puesto que mi reacción ante lo que sucede, no depende de lo que realmente sucede, sino de como Yo lo estoy viviendo o lo estoy juzgando.

Quiere decir que NADIE puede ver al otro como realmente ES puesto que lo está observando a través de sus propios filtros mentales, sacando conclusiones en base a sus propias creencias y experiencias del pasado. Esta forma de ver cada situación, depende exclusivamente de mi estructura mental y emocional y de mi sistema de creencias, por lo tanto cada situación habla única y exclusivamente de mi.

Es por esto que ante una misma situación, varias personas pueden reaccionar de formas totalmente distintas y podemos discutir eternamente sobre un concepto sin llegar a un entendimiento.

Únicamente teniendo en cuenta este funcionamiento de nuestra mente, es que podemos poner“en observación” nuestros juicios y sentimientos sobre otras personas y antes de emitirlos o sentenciar a nadie, preguntarnos: ¿qué dice esto de mi?, ¿qué conflicto tengo yo con este sentimiento o situación?,  ¿a qué tipo de experiencias y creencias personales se deben mis juicios?.

Es un ejercicio profundo de honestidad y amor hacia uno mismo y por lo tanto hacia los demás. Puesto que cuando reconoces que no sabes absolutamente nada del otro y trabajas únicamente en ti, trasciendes la visión mental de la realidad, la fantasía de la separación con el otro y empiezas a ver con el corazón, con la certeza de unidad que todos somos.

“Amarás al otro como a ti mismo” quiere decir exactamente ésto. Si juzgas al otro, no te amas absolutamente nada, puesto que para ver la inocencia en los demás, primero la tienes que encontrar en ti.

Gemma Pitarch

¿CUÁL ES LA INFLUENCIA DE LOS HIJOS MUERTOS AL NACER O DURANTE EL EMBARAZO?

El ser padres representa el acto más hermoso y creador que puede experimentar un ser humano, debido a que es el fruto de la consumación del amor entre un hombre y una mujer… es el signo de que el vínculo se mantendrá a lo largo del tiempo y que dejará un legado.  Es por ello que cuando por diversas causas el embarazo no llega a su fin son muchos los sueños que se vienen abajo y por ello se pone en peligro inclusive la unión de la pareja. Además de la influencia que tienen sobre los otros hijos de la pareja.

 

Una de las consecuencias que puede tener es que el vínculo de la pareja se afloja, porque no son capaces de llevar el dolor compartido. Puede que uno reprima su frustración y el otro se suma en el dolor, sin que ninguno de los dos esté disponible para llevar su dolor en conjunto. Inclusive puede que alguno de los dos se sienta culpable por sentir que un aspecto no quería al hijo o bien que sienta que el otro es el culpable.

Otra de las consecuencias si se tiene hijos es que se sienta empujado a seguir a este niño no nacido, ya sea negándose a comer o desconectándose de la vida porque se siente culpable de que él viva y su hermano no. Esto puede conducir a ser propensos a los accidentes. También puede generar rebeldía por no fiarse del todo de sus padres por sentir que no cuidaron lo suficiente de su hermano lo cual generaría conflictos de agresividad con sus padres. También puede que uno de los padres se aleje del otro y en consecuencia el hijo se vea en la necesidad de ser “la pareja energética” del otro padre…empieza ocupar un lugar que no le corresponde debido al “amor ciego” para que se mantenga la relación de pareja. Los padres también pueden sentir un fuerte deseo de sobreproteger a este hijo que ha quedado para suplir su dolor y ello puede conducir más adelante en sensación por parte del hijo de no dependencia e inmadurez emocional.

¿Cómo minimizar las consecuencias de la pérdida del bebe?

  • Apoyándose en pareja, compartiendo el dolor. Llevando juntos la tristeza, estando presentes el uno con el otro.
  • Liberarse de la culpa comprendiendo que la vida es solo un instante comparado con la eternidad, que la muerte es parte de la vida y que ese niño vive en su corazón y vino con la intención dar una experiencia de profundo aprendizaje.
  • Apoyar  al hijo si lo tienen… comprendiendo que quizás se pueda sentir culpable. Acompañándole con amor y sin sobreprotegerlo. Hablar del tema si lo pregunta.
  • Si el hijo empieza a ser propenso a los accidentes o rebeldía, es importante que ambos padres como pareja hablen de sus sentimientos no expresados de la pérdida, que compartan todo aquello que no se atrevieron a decir, sin hacer juicio uno de otro de lo que sienta.

Fuente: “Hijos y sus Implicaciones” Escrito por Luz Rodríguez

A %d blogueros les gusta esto: