Habitualmente los problemas que vemos o tenemos son la consecuencia de otra información más profunda (inconsciente) que pasa desapercibida.

La hipnosis clínica ahorra mucho tiempo de indagación, pues guía a la persona directamente al origen de la información inconsciente que está en la base de toda su situación. No es un estado de inconsciencia donde la persona pierde el contacto con el mundo real circundante, sino más bien un estado de hiperconsciencia donde la mente se expande y focaliza y en un estado de cómoda relajación puede evocar recuerdos, aportar soluciones, multiplicar potenciales… La persona está consciente todo el tiempo y puede hablar y recordar íntegramente la sesión, sabe donde está y todo lo que sucede a su alrededor pero al mismo tiempo está altamente focalizada en su mundo interior.

Lo más parecido a este estado sería un estado de meditación.

Es una herramienta perfecta de introspección en el inconsciente de la persona. Busca el origen y la causa de cualquier motivo de consulta y aporta soluciones de manera rápida y eficaz, logrando no solo cambios sino una comprensión profunda y certera de qué la ha llevado a la situación el la que está.

Esta comprensión surge de lo más íntimo de cada persona, al no ser una explicación del terapeuta sino una certeza interna, no requiere más análisis.

El terapeuta guía y acompaña, orienta y reconforta, pero las soluciones las siente el consultante en su interior, son sus propios recursos, por lo que no existe solución mejor que esa para él.

Nuestros procesos racionales representan apenas una pequeña parte de nuestra mente, siendo el inconsciente el que contiene toda la información y programación  y sus procesos automáticos, los que condicionan y predeterminan nuestra existencia.

La importante toma de consciencia que se propicia, no sólo implica una comprensión profunda de la programación que estaba condicionando la vida de la persona, si no que aporta una esclarecedora visión de la solución.

Cómo es una sesión.

Una sesión de hipnoterapia no tiene una duración determinada, dependerá de las necesidades de cada persona.

Por lo general es importante hacer previamente un análisis detallado de los problemas que el consultante desea trabajar con hipnoterapia. De este modo aplicaré la técnica que mejor se adapte a lo que deseas conseguir.

Esto lo realizo siempre en una primera sesión, donde tú me contarás lo que te sucede y llegaremos a una conclusión precisa de cual es el origen del problema y cual es la mejor técnica hipnótica para abordarlo.

Si estás de acuerdo con todo lo que te explico en nuestra primera cita y te apetece probarlo, concretaremos otra cita para hacer la sesión de hipnósis.

Así tú tendrás tiempo de integrar toda la información que te voy a dar sobre ti mism@ y yo podré elaborar la mejor sesión para ti.

Si deseas solicitarme una cita, rellena el siguiente formulario y no olvides anotar tus horarios de preferencia para la sesión. También puedes contactarme a través del icono de WhatsApp.

 

Deja un comentario