Skip to main content
Etiqueta

terapia con hipnosis

GRAVES BASEDOW

By Testimonios Privados

ENFERMEDAD DE GRAVES-BASEDOW

Después de muchas alteraciones físicas como engordar o adelgazar muchísimo en breves espacios de tiempo sin motivo aparente. De mal estar y mareos que iban en aumento me diagnosticaron primero hipertiroidismo, después hipotiroidismo y finalmente la enfermedad de Graves-Basedow.

Los mareos aumentaron hasta perder la movilidad ya que los desmayos eran cada vez más frecuentes y de pesada recuperación.

Cinco años y medio medicada con fuertes hipnosedantes para frenar las taquicardias además de un buen repertorio de medicamentos que intentaban adormecer los síntomas que no paraban de avanzar y sorprender con nuevas molestias y limitaciones.

Había oído algunos años antes hablar de la Bioneuroemoción y la Biodescodificación sin lograr entender muy bien en que consistían, lo cual me dificultaba el poder confiar.

Hasta que un día me decidí a probar, la medicina tradicional me había dejado claro que solución definitiva no había y ya era demasiado tiempo limitada.

Acudí a dos sesiones en las que Gemma Pitarch analizó mi árbol genealógico y las enfermedades que habían existido en él. Tras este análisis y una hipnosis en la que en todo momento me daba cuenta de lo que pasaba en ella, pude ser consciente de los motivos que me producían varios bloqueos y sobretodo la enfermedad.

Después de cinco años y medio con análisis poco favorables antes de acabar la cuarentena posterior a la Biodescodificación empezaron a normalizarse los resultados hasta darme definitivamente el alta.

Mi testimonio sería que acudí a la consulta por buscar una ayuda desesperada a algo que me habían asegurado que no tenía solución. Y la tuvo, y me cambió la vida, no sólo por dejar atrás la enfermedad sinó para poder ser un poco más consciente de los motivos que nos enferman y de saber trascenderlos.

Gracias Gemma Pitarch por haberme acompañado en varios procesos de mi vida y por haberme aportado tanto de una forma tan profesional.

Tienes razón

By Blog

TIENES RAZÓN, TIENES TODA LA RAZÓN.

Lo que ves en el mundo va a dar siempre la razón a lo que piensas de manera impecable, absoluta y precisa, puesto que tu vida es un espejo de tu realidad interna.
Siempre te encuentras exactamente con aquello que corrobora tu programación.
Sea cual sea el programa activo en ti en este momento, abrirás el periódico, encenderás la tele, irás al astrólogo o a que te echen las cartas, hablarás con tu vecino, con tu médico o con tu madre y todos te dirán cosas que corroboran tu visión del mundo.
De manera que desde tu mente consciente y objetiva, siempre vas a tener la razón acerca de lo que piensas, tu propia vida y la realidad te la van a dar todo el tiempo.
Ninguna otra idea sobre otra realidad posible va a ser coherente para ti, pues lo único que ves y experimentas es precisamente lo que crees.
Desde la lógica y la experiencia vas a ser capaz de dar mil razones que justifiquen tu visión, puesto que las encuentras y las vives a diario…
Generas por absoluta resonancia con tu información inconsciente, las situaciones, frases, mensajes, encuentros y desencuentros adecuados a tus creencias.
Por eso si miras la vida desde una lógica consciente, lo que parece es que eres como eres, porque la vida te hizo así…
Comprender la inmensidad del inconsciente y cómo predetermina y condiciona tu experiencia vital, puede cambiar por completo tu visión del mundo y de ti mismo.
Puedes usar tu realidad, en lugar de para justificar lo que crees y cómo eres, para evidenciar tu programación pues siempre ves en lo externo, lo que está actuando en lo interno.
De este modo podrás decidir conscientemente y en presente, si eso que ves lo quieres o no para ti y podrás actuar internamente para cambiarlo y que tu realidad cambie.


Gemma Pitarch

Honestidad

By Blog

Puedo decirte sin temor a equivocarme, cuál es el común denominador de todas las situaciones difíciles que has vivido.
De todas las dificultades con las que te has encontrado.
De todas las injusticias sentidas.
De todos tus sueños rotos…
El común denominador eres TÚ.
Tú eres lo que coincide en todas esas situaciones y por lo tanto en tí está la clave para comprender y cambiar esos patrones de repetición.
Es la mirada honesta y amorosa hacia dentro y no el dedo acusador hacia fuera, lo que te dará la respuesta.


Gemma Pitarch.

Las expectativas

By Blog

Lo que denominamos cambio, en realidad es un movimiento interno que nos coloca en un punto de vista nuevo para nosotros, algo que no habíamos visto antes de ese modo.
Ese movimiento, nos transforma en la manera que hasta el momento nos estábamos percibiendo y coloca a nuestra psique en un desequilibrio, (entendiendo “desequilibrio” como un desajuste de las compensaciones psíquicas que usábamos antes para “sentirnos bien).
Por lo tanto un movimiento de transformación, va a ponernos en dualidad: por un lado la satisfacción de estar percibiendo de un modo distinto, y por otro el malestar de nuestra psique por no controlar ese nuevo estado.
Es este un momento delicado, porque inmersos en esta falta de “aparente control” nuestra psique va a tratar de convencernos de que “antes estábamos mejor”.
Pero además (y esto pasa más desapercibido aún) nuestra psique esta dictando cómo debería ser y como deberíamos sentirnos durante nuestro cambio.
Pensamientos como: “ Esto debería hacerme sentir mejor y no peor”.
Y es que el mayor enemigo de la transformación, es la expectativa de cómo debería suceder esa transformación y como debería hacernos sentir.
La transformación más profunda que podemos hacer es soltar toda expectativa y necesidad de resultado, para fluir y aceptar cada nuevo estado y cambio de percepción, incluyendo el sentir profundo al que nos lleve e incluyendo la posibilidad de que ese sentir no sea el que tu mente esperaba, al menos durante un tiempo.


Gemma Pitarch.

Lo que sientes

By Blog

Vamos a ser claros, el “haz lo que sientes” o “sigue lo que te haga sentir bien” tan de la New Age, puede no ser la mejor opción, más que ayudar confunde, sé que te gustaría leer lo contrario, pero yo al menos no voy a colaborar en la confusión generalizada con este tema.
Muchos de nuestros programas inconscientes y fidelidades familiares pueden hacernos sentir muy bien y no por ello estamos siendo nosotros mismos, ni estamos eligiendo con consciencia.
Casi siempre es justo lo contrario, cuando tomas una decisión que implica salir de un programa, se activan todos los miedos y se producen sobre todo al principio, todos los contratiempos necesarios para que no salgas de él. Y no te sientes bien en absoluto porque estás atravesando límites, sin embargo estás siendo mas TÚ que nunca.
El “sigue lo que sientes” está muy bien para divertirse o auto engañarse un rato, pero si lo que pretendes es conseguir algo distinto a lo de siempre, mas bien “haz lo que debes”.
Por supuesto no el “debes” de otros. No hay diferencia entre seguir los “deberías” de la familia, sociedad, sistema y lo que “sientes”. Ninguna diferencia puesto que lo que sientes, es la consecuencia de los programas activos en ti.
Si, tus sentimientos dependen de tu información inconsciente.
Así que crees que estás siendo muy consciente y espiritual y continúas siendo producto de tu programación.
Si funcionas con una información de sobrepeso, vas a “sentir” pasión por la comida, lo que “sientes” te mete de lleno en tu programación y para salir de ella, “debes” trabajar tu información inconsciente, “debes” llevar una alimentación sana… continuidad, constancia y compromiso que te saquen de la inercia.
Si estás en una relación con patrones de maltrato y te vas sin hacer lo que “debes” (trabajar esa información en ti) tarde o temprano vas a “sentir” amor por otro maltratador.
Y si estas en un programa de fracaso, vas a “sentir” miedo ante cualquier oportunidad de éxito.

Seguir lo que sientes nunca es la mejor opción, si antes no has hecho lo que “debes”.
¿Fácil y agradable? Puede que al principio no, pero si se trata de ser TÚ mismo y no tus programas es el camino, lo demás son fuegos de artificio.


Gemma Pitarch

La energía sexual

By Blog

Somos a nuestro verdadero potencial, lo que un recién nacido es a un adulto, inmaduros en cuanto a capacidades y potenciales se refiere.
Hemos escuchado muchas veces que usamos un diez por ciento de nuestras capacidades intelectuales.

En el caso de que eso sea cierto ( lo dice la ciencia y ya se sabe que mañana desmienten lo que hoy afirman), ese diez por ciento lo estarían usando los que consideramos grandes genios.

Osea que tú y yo en nuestro día a día, puede que no lleguemos a usar más de un tres o cuatro por ciento y eso siendo generosos.
Pero no solo eso, nuestros sentidos no físicos están prácticamente inexplorados, cuando se evidencia alguno de ellos nos asustamos y la ciencia se ha encargado de asociarlos más con brotes psicóticos y paranoias, que con verdaderas capacidades no exploradas o demostradas hasta el momento.
También las capacidades energéticas y de auto sanación que todos tenemos, han quedado relegadas al ámbito de los curanderos, personajes estos tan denostados, que acudir a alguno se asocia rápidamente con una falta de cultura e inconsciencia galopantes.
Pero si existe algo deliberadamente degradado, perjudicado, perseguido y penado con toda clase de castigos presentes y futuros, es el uso de nuestra energía sexual.
Todo ello muy deliberada e intencionadamente, pues tiene un potencial creador impresionante.
La energía sexual es la energía espiritual por excelencia, la que más puede acercarnos al SER que somos. Es la energía creadora, generadora de universos, de realidades y de vida.
A través de ella se crean por igual pequeños universos biológicos como nuestro cuerpo físico y grandes e inconmensurables universos, todo es la misma explosión creadora.
Durante siglos han tratado de relegar su uso a la reproducción, en algunas pocas culturas se ha permitido su uso para el placer. En occidente muchos son los que todavía fruto de la programación religiosa, no consiguen ni placer con ella.
Su verdadero potencial se ha escondido porque nos conecta con nuestro poder creativo y nuestra espiritualidad de tal manera, que de hacer un correcto uso de nuestra sexualidad, ningún paradigma actual de control de la población: ciencia, religión, política y economía se sostendría.
Son tantas las evidencias de que todo está enfocado a que no conozcas tus verdaderos potenciales, que elegir usar para tu funcionamiento mental, cualquier sistema de creencias “oficial” empieza a ser la verdadera discapacidad cognitiva.


Gemma Pitarch

El amor romántico

By Blog

Empezamos a ver claro que los aspectos que rechazamos de otros, son proyecciones que hacemos de lo no resuelto en nosotros.
Pero solemos pasar por alto mas alegremente que los apegos, necesidades y lo que llamamos amor romántico, esconden la misma proyección.
Todo lo que digo necesitar procede de una creencia de carencia de lo necesitado o vacío existencial.
Frases como “te necesito”, “eres la luz de mi vida”, “el aire que respiro”, “mi alegría”, “el motivo de mi existencia”, “sin ti mi vida no tiene sentido”, “por ti muero”… son el mismo mecanismo de proyección en el otro y tanto si las dices tú como si te las dicen, lejos de gustarnos deberíamos observarlas como señales de alarma, de aspectos emocionales a atender con urgencia.
Estas colocando tu bienestar y tu equilibrio interno, en algo o alguien externo a ti.

Te sacudes la responsabilidad de tu existencia y le cuelgas esa responsabilidad a otro al que sabiéndolo o no, le exiges que te haga feliz.
Esta es la base de todo sufrimiento en las relaciones personales, pues la expectativa depositada es imposible de cumplir, una fantasía.
No somos capaces de ver al otro tal y como es, proyectamos nuestras necesidades y otorgamos al otro cualidades que no son suyas, sino nuestras expectativas.

A más tendencia a ilusionarte y desilusionarte con las relaciones, mas proyecciones estás haciendo, y más vacíos estás enmascarando a través de tu “amor”.
El otro fue siempre el mismo, al principio y al final de la relación y lo único que ha cambiado es tu proyección.
Si no estás dispuesto a asumir todo lo que sientes como propio y a respetar y aceptar al otro tal y como es, entonces no amas, solo tapas temporalmente necesidades.


Gemma Pitarch

Hipnoterapia

By Sesiones Privadas

Habitualmente los problemas que vemos o tenemos son la consecuencia de otra información más profunda (inconsciente) que pasa desapercibida.

La hipnosis clínica ahorra mucho tiempo de indagación, pues guía a la persona directamente al origen de la información inconsciente que está en la base de toda su situación. No es un estado de inconsciencia donde la persona pierde el contacto con el mundo real circundante, sino más bien un estado de hiperconsciencia donde la mente se expande y focaliza y en un estado de cómoda relajación puede evocar recuerdos, aportar soluciones, multiplicar potenciales… La persona está consciente todo el tiempo y puede hablar y recordar íntegramente la sesión, sabe donde está y todo lo que sucede a su alrededor pero al mismo tiempo está altamente focalizada en su mundo interior.

Lo más parecido a este estado sería un estado de meditación.

Es una herramienta perfecta de introspección en el inconsciente de la persona. Busca el origen y la causa de cualquier motivo de consulta y aporta soluciones de manera rápida y eficaz, logrando no solo cambios sino una comprensión profunda y certera de qué la ha llevado a la situación el la que está.

Esta comprensión surge de lo más íntimo de cada persona, al no ser una explicación del terapeuta sino una certeza interna, no requiere más análisis.

El terapeuta guía y acompaña, orienta y reconforta, pero las soluciones las siente el consultante en su interior, son sus propios recursos, por lo que no existe solución mejor que esa para él.

Nuestros procesos racionales representan apenas una pequeña parte de nuestra mente, siendo el inconsciente el que contiene toda la información y programación  y sus procesos automáticos, los que condicionan y predeterminan nuestra existencia.

La importante toma de consciencia que se propicia, no sólo implica una comprensión profunda de la programación que estaba condicionando la vida de la persona, si no que aporta una esclarecedora visión de la solución.

Cómo es una sesión.

Una sesión de hipnoterapia no tiene una duración determinada, dependerá de las necesidades de cada persona.

Por lo general es importante hacer previamente un análisis detallado de los problemas que el consultante desea trabajar con hipnoterapia. De este modo aplicaré la técnica que mejor se adapte a lo que deseas conseguir.

Esto lo realizo siempre en una primera sesión, donde tú me contarás lo que te sucede y llegaremos a una conclusión precisa de cual es el origen del problema y cual es la mejor técnica hipnótica para abordarlo.

Si estás de acuerdo con todo lo que te explico en nuestra primera cita y te apetece probarlo, concretaremos otra cita para hacer la sesión de hipnósis.

Así tú tendrás tiempo de integrar toda la información que te voy a dar sobre ti mism@ y yo podré elaborar la mejor sesión para ti.

Si deseas solicitarme una cita, rellena el siguiente formulario y no olvides anotar tus horarios de preferencia para la sesión. También puedes contactarme a través del icono de WhatsApp.

     

    ×